FILTRO UV

Los filtros UV son aquellos que absorben por completo los UVA y los UVB, y no necesariamente han de ser solamente las lentes con filtro de color. Es decir, pueden ser incoloras y poseer filtro UV.

 

Haciendo referencia a la norma ISO 8980-3, se pueden clasificar los filtros solares según su intensidad. Esto significa que, independientemente de cuál sea el color de las lentes (verde, gris, marrón, etc.) nuestra clasificación se basa en el hecho de que sean más o menos oscuros: es decir, en la transmisión de la luz visible. De esta forma, se hará referencia al número cero para referirnos a los cristales más claros y al número cuatro para referirnos a las lentes más oscuras.  

  

La categoría 0 la integran lentes con una transmisión de la luz entre 80-100%. Básicamente agrupa a las lentes incoloras y a las de colores muy claros. 

 

La categoría 1 son lentes con coloración suave y se utilizan para mitigar ligeramente la molestia producida por la luminosidad exterior. No llegan a ser suficientemente osucras para utilizar a pleno sol debido a su color claro. Sin embargo, se pueden utilizar en diferentes circunstancias menos extremas.

 

La categoría 2 incluye aquellas lentes adecuadas para utilizar en exteriores con una luminosidad media. Esto es debido a que tienen un color un poco más oscuro.

 

La categoría 3. Dichas lentes tienen un color suficientemente oscuro para que resulten cómodas a pleno sol. Cuentan con una coloración adecuada para la protección solar en la mayoría de las circunstancias, con una transmisión de entre 8 y 18% 

 

La categoría 4. Se recomiendan en las ocasiones en las que un filtro de categoría 3 no resulta suficiente.

 

La ventaja de una gafa con lentes de esta categoría estriba en que probablemente esté diseñada para soportar condiciones extremas mejor que cualquier otra.

 

Las lentes fotocromáticas, son un caso especial ya que se oscurecen cuando se les expone al sol y se aclaran en interiores. Son de intensidad variable y, por lo tanto les corresponde dos números: uno de ellos para su estado claro y el otro para su estado activado (oscuro). Es habitual que estas lentes sean clase 0-3 o incluso clase 2-4.

 

Una gafa de categoría superior es más oscura, pero no protege más contra la radiación UV que otra de categoría inferior (más clara). De hecho, a los rayos UV no les afecta que las lentes sean más o menos oscuras. Sí les afectan, en cambio, otras características de las lentes. Esto es lo que deben cumplir:

 

  • Transmisión de la luz: entre 3 y 100%
  • Filtrado UV: mínimo 99%
  • Además de éstas, deben cumplir una serie de normas comunes a todas las lentes ópticas como: rendimiento óptico irreprochable, compatibilidad fisiológica, ausencia de inflamabilidad, resistencia mecánica y marcado CE.
  • Deben ir acompañadas de un folleto del fabricante que indique la categoría de filtro solar, su uso recomendado, cómo cuidarlas, etc
 

Se trata simplemente de utilizar la categoría de filtro adecuada para unas condiciones de luz determinadas: lentes más claras cuando esté nublado, lentes más oscuras cuando salga el sol y lentes muy oscuras para circunstancias de luminosidad extrema.

  

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio, usted acepta el uso de cookies. Encuentre m
x